El Servicio de Informática comienza la instalación de una nueva base de datos redundante

Uno de los elementos más críticos dentro de la infraestructura informática de la Universidad es la base de datos donde se almacena toda la información universitaria. Desde hace más de una década, el Servicio de Informática mantiene dicha base de datos en dos ubicaciones geográficamente distantes, de manera redundante, para garantizar que funcione permanentemente.

Con el fin de actualizar este importante servicio, se han comenzado los trabajos para instalar nuevos servidores y nuevas versiones del software de base de datos. Se prevé que este proyecto se encuentre finalizado a finales de este mes de junio